El Reino Unido mira al Pacífico

Ayer 9 de septiembre de 2020, el Reino Unido inició discusiones en el proceso de adhesión al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11) con una reunión en la que participaron los once países miembros.

Si bien a primera vista puede parecer extraño que el Reino Unido se plantee adherirse a un acuerdo en el Pacífico, vemos nuestro futuro como una nación global que mira hacia afuera y más allá de nuestros mercados tradicionales. El año pasado, el comercio exterior del Reino Unido con los países miembros superó los US$ 150 mil millones, en gran parte a través del comercio tradicional de productos, pero una cantidad creciente a través de productos y servicios en línea.

Imagen foto_00000001

Estoy consciente de que la ratificación del acuerdo por parte de Chile ha sido motivo de debate en el último tiempo y esta es una decisión que deberá tomar el Congreso en nombre del pueblo chileno.

En el caso del Reino Unido, contamos con una serie de razones para unirnos:

Los once países que forman parte de Tratado se encuentran entre los mercados más vibrantes y de más rápido crecimiento del mundo. El Reino Unido tiene vínculos históricos y de larga data con países como Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur.

América Latina tiene el potencial de ser un motor de crecimiento en los próximos años. Chile ha logrado un crecimiento económico durante los últimos 30 años que es la envidia de Europa y vemos las sólidas alianzas entre personas, académicos y empresas que el Reino Unido tiene con Chile como base para un mayor crecimiento.

Si el Reino Unido se convirtiera en miembro de la asociación, abarcaría cuatro continentes y más del 16% de la economía mundial. Las cadenas de valor globales, vitales para nuestra prosperidad compartida, combinan materias primas, maquinaria, servicios y conocimientos técnicos de estas regiones para producir productos de nivel mundial.

Vemos esto como una oportunidad para eliminar las barreras arancelarias, promover el libre comercio y fortalecer estos lazos entre nuestras naciones mientras luchamos contra el proteccionismo. El libre comercio es esencial para recuperarse del coronavirus y creemos que este poderoso grupo de naciones democráticas y de ideas afines puede liderar una colaboración global basada en reglas justas y competencia abierta.

La pandemia ha acelerado el crecimiento de la economía digital. El acuerdo también representa una oportunidad para establecer estándares en el comercio y los servicios digitales que son cruciales para la economía del siglo XXI. Esperamos ser el primer país en ser agregado al acuerdo, pero ciertamente no seremos el último.

En el Reino Unido, somos muy conscientes de que unirse a un grupo comercial implica hacer concesiones entre la soberanía nacional y el conjunto de principios colectivos acordados por sus integrantes. Creemos que el Acuerdo Transpacífico logra el equilibrio correcto y es la mejor asociación para nuestro futuro.

Fuente: Diario Financiero, 10 de septiembre de 2020.