franja

Actualidad migratoria en Chile

Actualidad migratoria en Chile Publicado : 27/09/2018

En alianza con Consultoría y Servicios Migratorios Andina, Brticham organizó un seminario en el cual se abordaron los desafíos que tiene Chile frente a la creciente ola de inmigración y las medidas tomadas recientemente por el gobierno.

Por Sonia Horgan- Badia

El Estado no está preparado para la recepción de todo lo que son los extranjeros, pero parece haber muy buena intención en lo que es el cambio y eso lo podremos ver dentro de los 3 o 4 años Jorge Flores, Country Manager de Consultoría y Servicios Migratorios Andina

De acuerdo con las últimas cifras entregadas por el gobierno chileno, al 31 de diciembre de 2017 los ciudadanos extranjeros que se

encuentran en territorio nacional asciende a 1.119.267 personas. De ellos, 72,27% residen en dos regiones: Metropolitana (62,91%) y Antofagasta (9,36%). En cuanto al origen, el 23,8% son de nacionalidad peruana, 13% colombianos, 12% venezolanos, 11% bolivianos y un 10% haitianos.

“Frente a este escenario los desafíos pasan por ordenar el retraso que ha tenido la política de in- migración a lo largo de muchos años. Ese retraso conllevó a un desorden y a una tergiversación de figuras jurídicas. Si bien hoy se están dando algunos pasos para regularizar la situación, el gran desafío es lo que viene después. Por ejemplo, se debe impulsar una nueva ley adaptada a nuevos elementos, a nuevos organismos y a nuevas figuras jurídicas que puedan hacer más accesible al extranjero a Chile y a la sociedad chilena”, advirtió Jorge Flores, Country Manager de Consultoría y Servicios Migratorios Andina.

Nuevas normativas

Con el objetivo de modernizar la legislación que rige la migración en Chile, en abril el gobierno presentó diversas medidas. “Dentro de los lineamientos positivos que se dictaron están aquellos elementos que pueden ordenar todo lo que se ha vivido durante seis años, que son la tergiversación de figuras jurídicas y -a su vez- las irregularidades que pueden existir en los pasos fronterizos”, destacó Jorge Flores.

Sobre la nueva legislación, considera que sólo se acotaron algunos puntos que están en discusión en el Congreso. “Se deben hacer cierto tipo de puntualizaciones como figuras más flexibles y ampliación de atención porque eso también colapsa el proceso”.

Medidas administrativas

Entre las medidas administrativas anunciadas ya han entrado varias en aplicación. Por ejemplo, la regularización y visados especiales por nacionalidad para Haití y Venezuela.

En agosto entrarán en funcionamiento otro tipo de visados como los de orientación nacional, de oportunidad y orientación internacional que buscan traer personas capacitadas y especializadas con interés de fomentar la economía en el país. Todo este tipo de visados se hace fuera de Chile, en los consulados correspondientes.

Si bien estas medidas administrativas son importantes, Flores hace hincapié en que ninguna de ellas resuelve la solicitud o el cambio de categoría dentro del país.

“No soluciona lo que son las demoras en cuanto al acceso a visados. Se pretende que los consulados puedan facilitar las residencias, pero están limita- dos en cuanto a personal y cuando empiecen a ver el incremento de visas, empezarán los retardos.

¿Qué se busca con ello? Sanear un poco lo que está pasando actualmente de que una persona para tener un visado tarde 6 meses dentro del país. Me parece muy buena intención, pero hay que tener más proyección. Hay que meterle instituciones jurídicas a lo que es este movimiento migratorio. Esto no es sólo un elemento de que si se les da visado o no. Aquí hay instituciones jurídicas y principios del derecho internacional en juego que se deben hacer valer para que haya una migración totalmente ordenada, segura, adaptada, que cumpla con todos los requisitos y los extranjeros puedan sentirse acogidos”, señaló.

Volver
franja abajo
Fondo Bandera